jueves, 22 de noviembre de 2012

Tu casa a juicio

Desde que descubrí este programa de televisión, se han apoderado de mí unas ganas tremendas e irracionales de reformar mi casa; lo cual supone un pequeño gran problema dados los tiempos que corren. Qué puedo hacer yo, si la carne es débil... Sólo se me ocurre una cosa y es señalar a los culpables de esas terribles ansias devastadoras y #anuladorasdetodojuiciohumano. Esa frustración tan dañina sólo puede ir unida al descargo de buscar una o varias cabezas. Tienen nombres y apellidos: la diseñadora Hilary Farr y el agente inmobiliario David Visentin, ambos protagonistas del programa canadiense Love it or List it, en nuestro país conocido con el nombre de Tu casa a juicio.






El programa se emite en Divinity de lunes a viernes a partir de las 11:30 y así van empalmando un programa tras otro hasta las 15:30 -si no recuerdo mal-. Es una auténtica locura: una borrachera de buen gusto, de casas de ensueño con sus respectivos jardines, sus adorables familias, etc.

Más de alguno/a pensaréis que se trata del típico programa de reformas y en parte, estáis en lo cierto, pero hay algo en éste que lo hace diferente a los demás, pues desde el minuto 1 simpatizas con la diseñadora y el agente que llevan su rivalidad a un "fair play" coqueto y elegante.

El eje del programa es el siguiente: una encantadora familia con el paso del tiempo y la llegada de nuevos inquilinos -hijos, estudiantes, invitados, mascotas...- siente que el hogar idílico de antaño se ha convertido en un problema; de manera que comienzan las fricciones entre la pareja -siempre hay uno que es partidario de venderla y otro de reformarla-; es ahí cuando entran a escena la diseñadora, Hilary y el agente inmobiliario  David, para resolver el conflicto. Ella luchará para que se queden y él intentará convencerlos de que la vendan. 




Tras haber examinado la casa, Hilary pide a la pareja un presupuesto para reformarla y David, el presupuesto con el que cuenta para encontrar un nuevo hogar -no sin previamente haber recibido ambos una lista de exigencias de la pareja para quedarse o comprar una nueva-.

Mientras Hilary comienza su proyecto, David se pone manos a la obra y enseña la primera casa, que generalmente es un fracaso- el agente inmobiliario siempre se guarda un as bajo la manga-. Él enseña un total de tres casas y ella recibe tres visitas de los inquilinos durante la reforma.

 El estrés y la presión que aguanta la pobre Hilary es tremendo, siempre lidiando con el descontento inicial de las parejas. Parece algo ceniza, debido a que nunca consigue ajustarse al presupuesto por culpa de los contratiempos: "que si no podemos tirar esta pared de carga, que no os puedo dar el espacio diáfano que me pedisteis, no me queda dinero para acabar el sótano, hay que cambiar la instalación eléctrica de vuestra casa y se comerá parte de vuestro presupuesto..."



Y para más inri, parece que su equipo de mano de obra disfruta comunicando las malas noticias. Los manitas tienen ese punto perverso y vengador para con la jefa que les hace trabajar a destajo y casi siempre a contrarreloj. Pobre Hilary. Además, tiene que batallar con los reproches de las parejas, incluso algunas llegan a cuestionar su profesionalidad y es ahí donde se defiende de los ataques diciendo que "ella tiene visión de conjunto y sus ojos ven más allá de lo que los profanos pueden ver". 

En cambio, con David se ceban menos, él no tiene tanta responsabilidad como su adversaria y, como todo buen agente inmobiliario que se precie, siempre acaba buscando casas que se salen del presupuesto de la pareja. Es en esta parte del programa donde al espectador se le desencaja la mandíbula de ver las espectaculares casas norteamericanas y sobre todo por el presupuesto que suelen ofrecer las parejas para comprar una, que va desde los 300.000 al 1.000.000 $. Generalmente, una casa aceptable no se encuentra por debajo de los 400.000 $, así que no dejo de preguntarme si las parejas que salen en este programa son " la clase media de allí" o " es que son todos ricos" dada la  facilidad con que ofrecen 1.000.000 de dólares para comprar.

Eso sí, las casas para variar son de madera. Es algo que siempre me ha costado entender, porque no es precisamente un material muy resistente; máxime si tenemos en cuenta la cantidad de catástrofes naturales que suceden por aquellos lares: huracanes, terremotos... Sin embargo, es una zona donde la madera es un recurso abundante y supongo que será más barato que el ladrillo. Además, la reconstrucción de una casa de madera tras una catástrofe natural es mucho más rápida. También me cuadra ahora el hecho de que estas parejas siempre suelen pedir como una condición fundamental tener el "sótano acabado".   La mayoría de las casas tienen sótano como protección  frente a huracanes, es el seguro de vida.




Siguiendo con el hilo del programa, cuando David ha enseñado sus tres casas, la pareja acude para ver el resultado final de la reforma en la suya propia y, como no podía ser de otra manera, acaban fascinados y boquiabiertos, tan sólo atinan a decir un "Ohhhh, my God!!!".

¡Ainsss, gente de poca fe! ¿pero acaso os creíais que Hilary no sabía que, durante el transcurso de las obras donde vosotros sólo veíais una pared de color negra o marrón feo chocolate, os la iba a combinar a las mil maravillas e integrarla en su conjunto formando una armonía exquisita?

Tras ver los resultados de las obras, la pareja se retira a deliberar y cuando por fin parece que han tomado la decisión, es entonces cuando la diseñadora y el agente inmobiliario formulan la esperada pregunta ¿vais a amarla o la venderéis? 

De la respuesta que dé la pareja dependerá la victoria de Hilary o David y el consiguiente Martini a cargo del perdedor al finalizar el programa. El sketch final de los expertos brindando y saboreando su Martini Dry es un bonito colofón que da paso a una tregua momentánea.

¿Y vosotros/as conocíais el programa? A mí me tiene completamente enganchada y lo mejor, es que después de este programa comienza el de "Tu estilo a juicio", merecedor también de post aparte, ya que siendo un programa de cambio de imagen, el estilismo que proponen los "expertos" es casi peor que el que llevan de fábrica las pobres "patitas feas" que se presentan, pero eso ya es otra historia...

Y para finalizar, la propuesta musical de hoy es la del surfero, Jack Johnson, Breakdown:



Siempre vuestra, Pauline.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

28 comentarios :

Anónimo dijo...

¡Que pena!¡Si yo lo pudiera hacer, ahora mismo me apuntaba, pero...hay una pega lo de siempre el ¡¡Dinero!!. Muy interesante artículo.Besos.

Aydita dijo...

Habrá que verlo!^^ besos

Beatriz Canto dijo...

Yo también estoy muy enganchada lo reconozco. Y me ha encantado tu post porque también me hago esas preguntas.

besis!!

My secret shopping dijo...

Si que engancha....y yo no paro de pensar en hacer , nunca falla nunca defrauda con su trabajo. Es increíble!!

Zara Cabañes Barcelo dijo...

ME ENCANTA ESE PROGRAMA, NO ME LO PIERDO NINGÚN DÍA.

beliluna dijo...

Hola Pauline, la verdad es que no conocía este programa, a ver si lo pillo. Un besote guapa.

Estoy de sorteo: http://beliluna.blogspot.com.es/2012/11/sorteo-primer-cumpleblog-300-seguidores.html

Living in the city dijo...

Yo también me he enganchado a este programa, pero solo puedo verlo a partir de las dos y media.
Alucino con los cambios que hace la decoradora y también con las nuevas casas que muestra el agente inmobiliario.

Besos.

chic style dijo...

Es increíble lo que produce ver este tipo de programas! Unas ganas increíbles de cambiar todo... Esa gente hace magia!
Besos enormes :)

chic style dijo...

Este tipo de programas son buenísimos! Es increíble las ganas de cambiar todo que produce! Besos enormes...

Anónimo dijo...

Sin duda me apuntaría ! Uf la de cosas que me gustaría cambiar ;) besos.

mara dijo...

El comentario de antes era mío pero no ha salido mi nombre, le he dado antes de tiempo... besos de nuevo.

nibrujasniprincesas.blogspot.com.es/ dijo...

Siempre lo veo al programa y me pasa que casi siempre me gustan las casas que muestra David y no las que se reforman, luego tambien veo tu estilo a juicio y me parece algo irreal, buen post, un beso, ana.

Sabrina, Plus de Belleza dijo...

Yo también lo veo algunos días!!! Qué lástima me da de la decoradora cuando no se quedan con la casa....
Besitos

Milex dijo...

niceee

Lynn / Melancora dijo...

Lo he visto alguna vez y flipo con las reformas que llevan a cabo y con las casas que enseña el agente inmobiliario. Pero mi programa favorito de reformas era el de Los asaltacasas, también lo hacían en Divinity y lo presentaban la pareja Justin y Colin, son geniales.

Locaporlostacones dijo...

yo no lo he visto nunca, pero tratare de verlo a ver que tal, pq me ha picado la curiosidad.
bs

Coquetíssima dijo...

Alguna vez lo he visto, pero no me ha enganchado demasiado. Siempre pienso que son como actores, jajaja y no me lo termino de creer, aunque las casas las dejan que madre mia. Una pasada de bonitas.

Besos! Feliz día!

M* dijo...

yo lo veo, poruqe me hace mucha gracia!a veces ponen las csas de forma horrible!!!pero me gustaba mas los asalta casas, eran unos chicos que molaban un monton!



un besote!!!

BeSugarandSpice dijo...

No lo he visto, me voy a informar.
Besos

Audrey dijo...

es una pasada ver este tipo de programas!se me ponen los dientes largos!
yo les abro la puerta cuando quieran vnir jaja

besos

Aurora Vega dijo...

jajajaja yo también estoy medio enganchada a este programa!
www.cenicientanollevazapatos.blogspot.com

Xokolat dijo...

Yo adoraba a los gays ingleses este programa a veces me pone demasiado nerviosa jajajajaja

besitos

http://colorpiruleta.blogspot.com dijo...

Yo ahora mismo tampoco puedo permitirme hacer reformas,jajaja,me cachis en la mar de la crisis.

Toni Keiner dijo...

Que no es USA, que el programa es Canadiense y los dólares no son Us dólar si no dólares canadienses que tienen otro cambio... Por dios, que el mundo no se acaba en los Estados Unidos de norte América, lo que pasa es que los periodista ESPAÑOLES siempre dan noticias de agencia y estas en la mayoría son americanas, no es culpa de los americanos del norte es culpa de los ineptos de periodistas que sufrimos en España

Toni Keiner dijo...

Este programa es canadiense y no norte americano, que el mundo no se acaba en los USA, que casi todos los reality,s que salen en divinity y demás cadenas son canadienses

Pauline Pauline dijo...

Toni, si te fijas bien en el post me refiero a "Norteamérica " en todo momento, pues hasta donde yo sé Canada está en Norteamérica, yo no he mencionado a EEUU para nada. Respecto a los dólares el cambio tampoco varía mucho 1$ canadiense= 0,97 $ US
Una cosa tengo clara y es que no comparto en absoluto la apropiación indebida o sinécdoque del todo por la parte: América es un continente muy grande, bello y rico como para reducirlo sólo a un país, a los EEUU, tal vez sin darte cuenta tú también has caído en ese prejuicio. Un saludo.

Anónimo dijo...

Buena contestación a Toni K, pero aun hay que documentarse mejor. ¿Sótanos acabados para poder sobrevivir un huracán? ¿Cuándo fue la última vez que se supo de un huracán en Canadá? Te confundes también en cuanto a los precios de casas, que si dices "Norteamérica" incluyes definitivamente a los EEUU (de donde soy) y dependiendo de la zona, se puede encontrar sin problema, casas muy hermosas por debajo de los 300.000$. Pero tranquila, también se confunde Xocolat, que si tanto le gusta los gays ingleses, debería ver un programa INGLÉS...

Anónimo dijo...

Los gays de Home Heist son de Escocia, no ingleses. No todo el reino unido es Inglaterra así como no toda América es USA.

Publicar un comentario



prestashop create theme